“Creía que era mi culpa, tenía sólo 11 años”

    0 1260

    principal testimonios

    La primera vez que me “piropearon” tenía 11 años, andaba con uniforme escolar y era flaquísima, no tenía absolutamente ninguna curva. Había ido a comprar pan y al volver se me cayó una moneda, me agaché a recogerla (flectando las piernas). Por la calle pasó un taxi, el tipo se detuvo, tocó la bocina y lo miré, se estaba mojando los labios y haciendo sonidos asquerosos.

    Sin entender, seguí caminando, él me siguió en el taxi, avanzando muy lento hasta que doblé a mi casa. Me puse a llorar, no entendía nada y creía que era mi culpa. Tenía sólo 11 años.

    Sin comentarios

    Deja una comentario