Declaración Pública de Observatorio contra el Acoso Callejero por robo intelectual a Consultora Etnográfica

    0 406

    Ante la situación vivida por el Observatorio Contra el Acoso Callejero – Chile y la Consultora Etnográfica, sobre el plagio de una propuesta técnica propiedad de ésta última para postular a una licitación de un organismo público del Estado, queremos declarar lo siguiente:

    1. Como Equipo OCAC Chile queremos pedir perdón enérgicamente ya que reconocemos la extrema gravedad de este hecho. Nunca antes habíamos vivido una situación así y es por eso que extendemos nuestras más sinceras disculpas a todo el equipo de la Consultora Etnográfica y en particular a su Directora Ejecutiva, Carola Naranjo Inostroza-Igaimán.

    2. Como organización feminista, nos resulta especialmente doloroso que esta situación se haya dado en contra de la Consultora Etnográfica, quienes llevan más de 13 años realizando una importante labor de formación e investigación en materia de género y Derechos Humanos.

    3. Esta forma de trabajar no nos representa, por eso iniciamos una serie de procesos de revisión de nuestras prácticas, entre ellas, una investigación interna que arrojó como responsable del plagio a Josefina Moya Hansen, quien se desempeñaba hasta ese momento como Directora de Estudios de OCAC. Esta voluntaria fue inmediatamente desvinculada de OCAC, sin embargo, seguimos examinando nuestro quehacer porque deseamos asegurarle a toda nuestra comunidad y a nuestras alianzas que esto nunca se volverá a repetir. 

    4. Además de la expulsión de la voluntaria responsable del hecho en cuestión, estamos mejorando nuestros estatutos, protocolos y métodos de control de gestión, y levantando un plan de transparencia institucional con la ayuda y asesoría del Consejo para la Transparencia. Esta lamentable situación generó un importante remezón en nuestra orgánica interna y por eso nos estamos haciendo cargo.

    5. Como organización feminista de izquierda, nos resulta especialmente grave hacer usufructo del trabajo ajeno, por eso queremos extender las disculpas no solo a los principales afectados y afectadas, sino además a cada una de nuestras voluntarias, ya que sabemos que esta no es la forma de trabajar que se espera de nosotras.

    6. Queremos recalcar que este hecho se aleja de los estándares de calidad y éticos por los cuales siempre se ha destacado el trabajo de OCAC Chile. Somos una organización relativamente reciente, recién en noviembre cumpliremos 5 años, y además pequeña, compuesta por cerca de 50 voluntarias que donan día a día su tiempo para aportar a la erradicación de las violencias sexuales en diferentes espacios públicos y privados, contribuyendo al respeto, informando y empoderando a la ciudadanía, y ayudando a crear una normativa que ampare a las personas que han sido vulneradas.

    7. Por último, deseamos también extender estas disculpas públicas a nuestra comunidad, sobre todo a las miles de niñas y mujeres que durante casi 5 años han confiado en nosotras y en nuestro trabajo y han encontrado en OCAC Chile un espacio seguro, sororo, confiable y sólido.

    Esta vez nos equivocamos, lo reconocemos y estamos absolutamente arrepentidas. El plagio es una situación simplemente inaceptable y nada lo justifica. Les fallamos a nuestras voluntarias, a nuestra comunidad y especialmente a una organización que trabaja por un mismo fin. Esperamos estar a tiempo de reparar las confianzas rotas y de continuar la construcción de una sociedad sin violencia de género desde la sociedad civil hacia el país. Hemos volcado toda nuestra energía en lograrlo.

    Equipo OCAC Chile

    Santiago, 14 de septiembre de 2018

    Sin comentarios

    Deja una comentario