“Después de eso nunca más fui al psicólogo del colegio”

    1 1948

    header_web_testimonios

    Cuando iba en el colegio y pasaba por un pésimo momento emocional, familiar y escolar, mis amigos acudieron al psicólogo del colegio (hombre de 30 y tantos) para que me ayudara. Recuerdo que asistí después de clases, entré a su oficina con sillas y mesas para pre-escolares y me hizo comenzar a hablar del tema. Estaba todo bien, hasta que me puse a llorar por la presión que sentía emocionalmente hablando, y fue ahí cuando ocurrió algo que aún siento que no estuvo bien. Era la primera vez en su consulta. Este hombre se acercó a mi y me abrazó fuertemente, me apretó contra su cuerpo y me acarició. Algo me dijo -algo que ya no recuerdo-, pero después de eso nunca más fui al psicólogo del colegio. Tengo aún esa sensación de sentir que soy cuática, que quizás sólo me abrazó para reconfortarme, pero yo no lo pedí, tenía sólo 14 años, y me incomodó al punto de querer huir de ahí y temer por mi seguridad, mi cuerpo y mi persona.

    1 comentario

    1. Permiso, llegué acá buscando relatos de acoso callejero y para aportar un poco desde el lado masculino en “deconstrucción”.
      Luego de analizar lo que escribiste, y releerlo, puedo entender, solo un poco porque falta información para entrar en detalle. A pesar de eso, te diré que la apreciación de lo que viviste, depende enteramente de tí, el resto importa bien poco. Si tu sientes que eso esta mal, entonces es válido. Quizas en ese momento tu percepción de las cosas era diferente y tienes derecho a cambiar lo que percibías y genera confusión, lo sé.
      Solo deseo, que el proceso que te haya llevado a tal pregunta, te haya reconfortado con una respuesta. Saludos!

    Deja una comentario