”Me sigue atemorizando caminar sola de noche”

    0 1362

    principal testimonios

    Esto me pasó como a los 19 o 20 años. Hoy tengo 25, pero aún no se me ha quitado el miedo a andar sola de noche. Eran como las 22:30 hrs. y yo iba llegando a mi casa, luego de haberme quedado hasta tarde en la universidad haciendo un trabajo. Bajé de la micro, que me dejaba a una cuadra de mi casa, y me dispuse a caminar. Siempre mis papás se quejaban de que esa calle era demasiado oscura, pero según yo eran exagerados. A medio camino más o menos alguien me abrazó fuerte por la espalda. Justo había terminado un pololeo largo hacía poco y por un instante pensé que mi ex me estaba esperando para pedirme volver o algo así, pero ahí me di cuenta de que más que abrazarme, me querían inmovilizar. Cuando me tenía completamente inmovilizada, con fuerza, el tipo me metió una mano por debajo de la parka (era invierno y andaba muy abrigada) y me levantó del agarrón que me dio en el trasero y en la vagina. Afortunadamente atiné a gritar y el tipo salió corriendo. Le grité un millón de cosas hasta que lo perdí de vista. Me fui corriendo a mi casa muerta de miedo y más encima con la entrepierna súper adolorida. Nadie salió a mirar qué pasaba. Llegué a mi casa en estado de shock, llorando en silencio. Fue difícil contarlo, porque había visitas en la casa, y por alguna razón me daba vergüenza que ellos escucharan, pero mi papá me abrazó, me terminé de quebrar y les conté todo. Mi papá salió con sus amigos a buscar al tipo, pero no lo encontraron. Desde entonces, cada vez que llegaba a mi casa después de las siete de la tarde, alguien me iba a buscar al paradero, aunque fuera solamente una cuadra, y eso se mantuvo hasta que me fui de la casa de mis papás. Hoy han pasado varios años, pero me sigue atemorizando caminar sola de noche, muchas veces termino llamando a mi pareja para que me vaya a buscar al metro o derechamente tomo un taxi.

    Sin comentarios

    Deja una comentario