“Me siguió durante un largo rato sólo para cometer su abuso”

    1 2581

    principal testimonios nuevo

    Eran aproximadamente las diez de la mañana e iba en dirección al gimnasio que está a veinte minutos de mi casa. Mientras caminaba, vi que a un costado había un tipo sentado en el pasto, de más o menos 30 años, con su bicicleta y ropa deportiva. Pensé que estaba descansando después de haber hecho ejercicio o algo por el estilo. Seguí mi camino y él pasó por mi lado en bicicleta, hasta ese momento, nada de qué preocuparse. Casi diez minutos después sentí que alguien, con mucha fuerza, me dio un agarrón en el trasero. Para mi sorpresa era el mismo tipo que había visto unos minutos atrás, sentado en el pasto con su bicicleta. Lo primero que atiné fue a gritarle “ahueonao” y a perseguirlo. Logré empujarlo y tuve la esperanza de que se cayera, pero no, sólo se desestabilizó un poco y siguió su camino.

    Sentí tanta rabia, como si lo hubiese planeado. Claramente me siguió durante un largo rato sólo para cometer su abuso. No supe qué hacer, se me escapó y me dio impotencia pensar que se fue a sentar a otro lugar a esperar a que pasara alguien para acosarla/o. Nunca me había pasado algo así, nunca pensé que me pasaría. La verdad es que no entiendo por qué alguien lo haría. Sentí asco. Pensé en todos mis seres queridos, en especial aquellos que son más sensibles de personalidad. Espero que nunca en la vida se encuentren con un tipo como este. Espero que avancemos como sociedad para terminar, entre muchos males, con la violencia de género.

    A pesar de que fue un momento demasiado incómodo y violento, no voy a dejar de vestirme como yo me siento cómoda y si vuelve a pasarme algo por el estilo (deseo profundamente que no vuelva a pasar), voy a correr más rápido y gritar más fuerte para poder identificarlo y hacer la denuncia.

    1 comentario

    1. Tengo 22 y yo creo que he sufrido muchos más acosos que el numero de mi edad. Desde que me han asaltado 3 veces a cuadras de mi casa y puros HOMBRES. Hasta los miles de punteos diarios que tuve que recibir por querer tener una mejor educación -que obviamente quedaba lejos de mi casa-, el más choquiante en los años que me movilice en la hora punta hacia mi liceo, fue que me empezaron a tocar la vagina, un viejo verde culiao, que lo más probable que tenía hijas y quizás hasta niestas; y ahí me quedé paralizada, solo atinando a pegarle un codazo y tratar de moverme -poco se podía- y ahí el cobarde se bajó terrible rápido. Como los miles acosos callejeros asquerosos quee he tenido que aguantar y que por defenderme me han respondido peor. Ya después en la universidad tipo 12 del día iba camino a la micro y para llegar a ella tengo que pasar por una calle que es igual solitaria, donde es una cuadra que es solo pared y rejas de unas parcelas; ese día fue el que más me ha marcado, me faltaba como la mitad de esa calle y veo que un auto da una vuelta en U estacionandose justo frente mío – en una vereda que es re chica nisiquiera es de cemento- y ya llegando a la camioneta blanca escucho que algo me dice desde la ventana y al mirar desde la ventana del copiloto, el weon se estaba pajeando y gritandome weas, y comencé a caminar rápido hacia donde hubiera más gente y me doi vuelta pa verle la patente y comienza a retroceder siguiendome y ahí tuve que correr , hasta que llegué a un lugar más concurrido y el loco volvió a avanzar… Mi miedo y desesperación fue horrible, no saber que hacer ni a quien acudir, llamé a los pacos, no hiceron nada y luego de harto rato tomé la micro y miré y el weón seguía ahí mismo y yo creo que en la misma y seguían pasando locas solas por ahí…-cada día me convenzo más de la defensa ciudadana porque los pacos no sirven-Uff… Creo que nunca había relatado todas las weas que me han pasado y eso es parte de tooodo, pero qué se puede hacer? Solo sé que esos conchesumadres no me harán dejar de salir de mi casa, dejar de ponerme lo que quiera, dejar de andar sola por la calle a la hora que sea, no me harán andar con miedo por mis propios o en ningún barrio. Mujeres somos fuertes, somos más y por es hay que aprender a defenderse, porque todos los culiaos son unos cobardes, que creen ser superiores a nossotras y en el momento que los enfrentamos se descolocan, asi que luchemos, no nos rindamos hermosas mujeres! Luchemos por nuestro respeto!!!

    Deja una comentario