“¡Nadie hizo nada! Ella se sintió muy mal, desprotegida y vulnerable”

    0 720

    header_web_testimonios

    Este testimonio, que es de mi mamá, me lo contó años después de ocurrido. Me parece de lo más despreciable y siento que tiene que ser leído.
    Ella llegó a Santiago del sur cuando tenía 18 años. No sabía mucho de la capital, todavía era “huasa”. Esto pasó a finales de 1990, donde el acoso, los “piropos” e incluso los agarrones estaban mucho más normalizados que ahora.
    Cuando estaba esperando la micro en la mañana, en un paradero con gente, llegó un tipo y como si nada la puntea de forma bastante brusca al frente de todos. ¡Nadie hizo nada! Ella se sintió muy mal, desprotegida y vulnerable. Para empeorar, todos los días el mismo sujeto esperaba la micro allí, lo tenía que ver siempre.

    Sin comentarios

    Deja una comentario