“Pasó un furgón lleno de niños chicos, 12 años máximo, que me silbaron y me gritaron”

    0 994

    principal testimonios

    Iba caminando al supermercado, usando ropa muy común -jeans, polera y chaleco-, y pasó un furgón lleno de niños chicos, 12 años máximo, que me silbaron y gritaron algo que no pude (o no quise) entender. Unos metros más allá, un hombre me tocó la bocina de su auto, que imitaba el sonido de un silbido (el típico jui-juiu). Eso me hizo pensar que, si bien es muy importante enseñarle a las niñitas a defenderse, también es vital enseñar a los niños desde pequeños que esto no se hace. No es el primer cabro chico que todavía no alcanza la adolescencia al que veo gritando cosas a las niñas. También me cuestioné por qué cresta están permitidas ese tipo de bocinas, cuyo fin es más que claro. ¿Acaso en la revisión técnica piensan que es posible llamarle la atención a otro auto silbándole?