“Mi mamá dijo que un hombre borracho, sucio y hediondo le había dicho que tenía unos ojos muy bonitos y también las mansas tetas”

    0 1516

    principal testimonios

    Tengo 15 años, pero lo que voy a contar pasó hace tiempo. Mi madre y yo estábamos cerca de nuestra casa en una plaza pequeña en la que hay varios negocios, como un puesto de completos y una botillería. Yo y mi mamá nos fuimos a sentar en una banca de la plaza y nos dio hambre. Por suerte, había un carrito que vendía cabritas dulces. Mi mamá me preguntó si yo quería y le dije que sí. Acto seguido: ella se levantó, se dirigió al carrito a comprar las cabritas y yo me quedé sentado tranquilamente en el banco esperando su regreso. Cuando llegó, se notaba que estaba triste y enojada y le pregunté que le había sucedido. Ella  respondió que un hombre borracho, sucio y hediondo le había dicho que “tenía unos ojos muy bonitos y que también tenía las mansas tetas”. Yo me sentí muy enojado, pero no sabía qué hacer con la situación porque era chico y no sabía mucho sobre la gravedad de lo que le había ocurrido en ese momento. Más tarde nos fuimos a la casa con la mala experiencia que sufrió mi mamá, algo muy lamentable.

    Sin comentarios

    Deja una comentario